lunes, 1 de febrero de 2016

Katsuhiro Otomo y Takehiko Inoue: "Cara a cara"

La revista de cultura Brutus hizo un especial de Katsuhiro Otomo en abril de 2012, cuando Otomo estaba realizando un gran exhibición donde se mostraban los originales dibujados a mano de cada página de Akira. También habló sobre el inicio de su nueva serie, pero han tenido que pasar dos años y medio para que se materializase. El especial de Brutus incluye la conversación entre Otomo y el supertitan Takehiko Inoue, que no había sido traducido al castellano hasta ahora (al menos yo sólo la he visto en inglés traducida en 2014).

Con la perspectiva de los años, la conversación no deja de tener su impronta y validez. Temas como las dudas al revisar sus primeros trabajos como mangakas, su opinión sobre las nuevas tecnologías, el manga digital,etc,...  Una conversación cara a cara con el editor que les 'interrumpe' (es un decir) para profundizar mas en algunos aspectos.Promete muy interesante para cualquier aficionado al manga y a estos dos monstruos del manga. Sin más dilación aquí la tenéis.
Inoue: ¿Es aquí donde va a realizar la exposición?

Otomo: Es aquí. Creí que era demasiado grande al principio, pero me di cuenta que al organizarlo todo el espacio va a estar bastante completo. Supongo... que nunca se sabe hasta que realmente lo pruebas.

Inoue:  Así que está realizando la exposición enteramente con Akira ¿cuántas páginas ha utilizado?

Otomo: Creo que si se suman estará sobre las 2.300.
Inoue: Los libros supusieron un shock, fue como ¡¡Guau!! ¡¡El manga puede ser así!!" Son muy creativos. Yo solamente había leído manga shonen hasta mi último año de instituto, cuando leí su trabajo por primera vez me dejó alucinado: Dios mío, este es el manga para adultos.

Otomo: ¿Qué fue lo que leyó por primera vez?

Inoue: Pesadillas. Es como si la puerta a todo ese otro mundo hubiera sido abierta.

Otomo: Parte de eso era por que pudo leer en el momento adecuado. Cuando mi generación comenzó a hacer manga en los 70, leíamos Ashita no Joe y Kyojin no Hoshi,(ambos mangas spokon) y las historias se volvían más oscuras. Incluso en otros géneros, fue un momento raro: La película tuvo su nueva oleada, el dramatismo tenía a Shuji Terayama (escritor y director de cine y teatro de vanguardia) y Black Tent Troupe (compañía teatral). En medio de todo eso, era inevitable que el manga acabará siendo más oscuro  y temperamental.
Editor: Y entonces Akira inició su carrera a finales de 1982, cuando Otomo tenía 28 años.

Otomo: ¿Cuál era la situación de tu carrera con 28 años?

Inoue: Estaba trabajando en el final de Slam Dunk.

Otomo: Yo trabajaba en Pesadillas, justo antes de Akira, cuando estaba intentando de dar con la manera de mostrar en mi obra un aspecto más cinematográfico. Supongo que básicamente era lo que pensaba cuando tenía 27 o 28 años: quería experimentar más en mi técnica. También fue en ese momento cuando comenzaba a no tener que pedir dinero prestado (risas...) Yo podía salir a tomar una copa como todo el mundo ¿Alguna vez trabajaste como asistente?

Inoue: Trabajé para Tsukasa Hojo en City Hunter durante 10 meses.

Otomo: ¿Fue en Kichijoji?  Entonces, podríamos habernos cruzado en algún momento. (Otomo vive en Kichijoji) ¿Cuándo empezaste Slam Dunk?

Inoue: En 1990. Soy una simple persona, así que al principio mi inspiración no fue complicada pues se basaba en la idea de que el baloncesto era algo divertido. Básicamente era mi primer serie (aunque tuve una serie antes, pero se canceló después de 12 semanas). Fue una época en la que iba a mejor mientras pasaba el tiempo, aprendiendo a hacer más y más cosas. Fue muy divertido. Entonces llegué a la final del campeonato, todavía tenía cosas que hacer, y comencé a sufrir un poco pero me hice a la idea de darlo todo en el partido final y realmente sólo recuerdo que la experiencia fue muy divertida.

Otomo: Eso es genial, divertirse y ser bueno dibujando. Creo que realizar una serie semanal es brutal, ¿no?

Inoue: Sí, realmente ahora no podría hacerlo.

Otomo: ¿Cuánto tiempo te llevaba hacer un capítulo de Slam Dunk?

Inoue: Bueno, era de 19 páginas por semana...

Otomo: Así que podía ser unos 5 días, imagino.

Inoue: ¿Akira era semanal?

Otomo: Era quincenal, pero también llevaba la producción de la película, así que realmente hacía unas 20 páginas por semana.

Inoue: Vaya, eso es una locura.

Otomo: Solía terminar con el manga, después al estudio de animación sin dormir y trabajando en la película. Fue una época en mi vida en la que llegué a lo más alto de mi energía (risas).

Editor: ¿Cuántas personas colaboraban con tus dibujos?

Otomo: Tengo dos asistentes.

Inoue: ¿Dos?

Otomo: A veces había un tercer asistente que venía a hacer las tramas.

Inoue: Recuerdo leer que dibujaba muchos de los fondos. ¿Es cierto?

Otomo: Mucho más de los que piensas, sí... (risas)

Inoue: ¡¡Son tan detallados!! Es increíble...

Otomo: He vuelto a mirar el viejo material para esta exposición y tengo que decir que mirándolo ahora, es algo embarazoso.

Inoue: ¿No está impresionando en nada por ese material?

Otomo: No lo sé. Creo que tengo claro que lo intenté lo mejor que pude (risas)

Inoue: Créeme que lo hiciste mejor de lo que piensas. ¿En qué año comenzaron a publicarle?

Otomo: Creo que en 1973. Comencé a dibujar después de llegar a Tokyo, pero el estilo estaba desfasado. El año siguiente, mi estilo seguía cambiando. Era muy divertido.

Inoue: ¿Hiciste algo como asistente?

Otomo: Fuí a ayudar algunas veces, pero nunca fuí realmente un asistente. Fuí absorviendo cosas aquí y allí, después de dos otres años había alcanzado un cierto nivel. Fue una época divertida echando la vista atrás.
Inoue: ¿Su estilo de entonces estará en la exposición?

Otomo: Sí, lo voy a incluir, es como ser masoquista (risas). ¿Todavía conservas tu primer manga publicado?

Inoue: Sí, lo tengo escondido en algún sitio (risas)

Otomo: Ves... ¿nunca lo miras, no?

Inoue: Nunca, realmente sería masoquista. Si alguna vez tengo la necesidad de imponer un castigo horrible a mí miso, quizás me gustaría abrirlo.

Otomo: Uno siempre hace retoques aquí y allá mientras está dibujando, el arte siempre evoluciona. Todo lo que tienes que hacer es apretarse el cinturón cuando es joven y dar lo mejor de uno mismo y conseguirás algo bueno. El manga actual, está dibujado con símbolos - símbolos predeterminados que la gente organiza en la hoja. Creo que esto no es dibujar y no veo que nadie pueda realizar avances de esta manera. Es importante mirar las cosas y dibujarlas.
Editor: ¿Qué piensa del arte de Inoue?

Otomo: Gracias a geniales artistas como él, tengo la sensación que puedo renunciar y dejarlos a ellos. (risas)

Inoue: Ahora no tenga prisas por dejarlo...

Editor: Ha habido algún momento en el que te sientes en el que realmente ha mejorado? ¿Cómo determinas que has hecho un buen trabajo?

Inoue: Oh, no soy tan bueno. En absoluto.

Otomo: Esta conversación no llegará a ningún lado si los dos insistimos en que no somos buenos artistas (risas).

Inoue: Hmmm. Creo que quizás ese momento es cuando el arte deja de ser algo difícil y en cierta manera se hace más fácil. En mi caso, empecé en un nivel muy bajo (risas) y creo que el proceso que pasé iba desde muy difícil y plano, a algo más fácil y más tridimensional. Mi manga era bastante simplista en términos de composición, pero aprendí a conseguir todo tipo de diferentes perspectivas. Esto me mantuvo con ganas de dibujar, básicamente; y me alejó del hartazgo.

Otomo: Con el tiempo te encuentras con un punto en el que te sientes realmente libre, ¿no? Ya que puedes dibujar cualquier cosa de la manera deseada. Dibujar durante mucho tiempo te ayuda a ver cosas que no veías antes, en términos de composición y en términos de actitud.
Inoue: ¿Cuál fue tu experiencia con la realización de máquinas?

Otomo: Me gustan las máquinas. Tan simple como eso. Me gusta estar ocupado, cosas enrevesadas.

Inoue: Absolutamente no puedo hacer máquinas. No tengo imaginación para ello. Yo era el tipo de chico que solía jugar al aire libre, nunca hice maquetas de plástico ni nada de eso.

Editor: ¿Qué pasa con los rascacielos?

Inoue: Los rascacielos son algo que existen actualmente, así que puedo decir a mis asistentes que los dibujen (risas) Con las cosas que existen actualmente, puedo hacerlo. Pero Otomo hace todo tipo de vehículos y cosas que no son reales, lo que es jugar en otra liga.

Otomo: Pero el manga que estoy haciendo ahora se desarrolla en la montañas de la época Meiji, así que no son máquinas. En este momento estoy teniendo problemas para dibujar jabalíes. No hay demasiadas fotografías de jabalíes por ahí, así que tengo que ir a verlo en persona. Los animales son realmente difíciles. Los árboles y el agua también.

Inoue: Coincido (risas)

Otomo: Además, es que no tengo asistentes.

Inoue: Voy a reanudar Vagabond en breve. Ya se ha decidido en qué número de la revista va a ser, aunque no quería anunciar nada hasta que me pusiera a dibujarlo.

Otomo: Yo suelo dejar que se acumulen las páginas antes de comenzar a publicarlo, lo que no significa que no tenga plazos de entrega para "x" cantidad de páginas dentro de "x" días, así que no es tan malo. He estado fuera de juego durante tiempo, así que necesito rehabilitarme (readaptarme)

Inoue: Así que necesitas rehabilitación (adaptación). Algunas veces después de tomarme un respiro por un tiempo para volver a dibujar, voy a estar creando un arte mediocre durante un tiempo hasta que siento que he vuelto tener ese toque, lo cuál supone un cierto alivio para mí.

Otomo: Algunas veces me lleva tiempo acostumbrarme a utilizar los lápices, cuando no he utilizado alguno desde hace tiempo.

Inoue: Eso suena bonito, el tener que acostumbrarse a usar una pluma. Es como si fueras nuevo en el trabajo.

Otomo: Las plumas son difíciles. Quiero decir, yo todavía he estado dibujando todo el tiempo, pero las plumas para manga son difíciles. Parte de ello es el hecho de que yo uso un "mapping pen" (rotulador técnico), que es un tipo especialmente poco cooperativa de la pluma como que me gusta la idea de dibujar con ello de nuevo.

Editor: Ambos ha tenido trabajos traducidos e importados por numerosos países, pero Akira fue un pionero en este aspecto.

Otomo: Espejar las páginas para la versión americana supuso mucho trabajo.

Inoue: Me parece que ahora usan el formato japonés de derecha a izquierda...

Otomo: Sí, últimamente he oido que quieren publicar manga en su formato original, pero no hace mucho, no querían hacerlo. Estados Unidos seguía con su manera de leer cómics. Sin em bargo en Europa no era un problema usar el estilo japonés.
Inoue: Otro tema es el formato digital. La revista Shonen Jump que se publicaba en Estados Unidos, ha dejado de hacerlo en papel (una versión digital ha comenzado en su lugar).

Otomo: Las cosas van a cambiar, definitivamente. Mira los músicos, se están moviendo a producir su música bajo sus propias discográficas. Me gusta ir a las librerías y a las tiendas de música, pero no estoy seguro de si me gusta personalmente lo que está ocurriendo.

Inoue: El manga simpre se ha creado bajo el supuesto de imprimirse en libros, así que no se puede convertir en formato digital así como así. La situación en Europa es tal, que es complicado que no se haga popular el formato digital, así que creo que es un problema con el que tenemos que lidiar. Me gustaría pensar más sobre lo que el formato digital me permite hacer como dibujante.

Otomo: No será lo mismo si se escanea el manga dibujado en papel para verlo en diferentes dispositivos. Seguramente tendremos que hacer las cosas de otra manera a cuándo la gente leía el manga en papel. Hay todo tipo de personas por ahí, si embargo, es el artista el que dedice dibujar su trabajo y qué poner en la página.

(Cuando se indica 'formato digital' hablan con el concepto "libro digital o e-book", lo he adaptado al lenguaje actual, aunque no han pasado más de 4 años desde entonces).

Fuente: Mangabrog

No hay comentarios:

Publicar un comentario